lunes, 5 de septiembre de 2016

RISSOTO DE CHAMPIÑONES

El rissotto es un arroz típico de la cocina italiana.Rizzo en italiano significa arroz, es el plato más tradicional del norte de Italia, es originario del Piamonte, de Lombardia y de la zona de Verona, esto se debe a la gran cantidad de arroz que se produce en esta zona, es un arroz de grano redondo y más gordo de lo normal. El queso que lleva casi siempre es Parmesano y es lo que caracteriza a este plato.
Yo aprendí hacerlo un verano que estuve en Italia, estuve durante un mes en San Antonio de Padova, muy cerca de  la maravillosa Venecia y muy cerca tambien de Verona, donde tomé rissoto de setas en un restaurante. El rissotto se puede hacer de muchas clases, y según de lo que lo hagas lleva el caldo.
Si lo haces de marisco le añades un litro de fumé de pescado, si lo haces de pollo, le agregas el caldo de pollo, o caldo de verduras para el de setas. También se puede hacer a los 3 quesos solo, o de tomate natura, o de verduras. Cualquiera de ellos está buenisimo, solo hay que cogerle el punto.

Ingredientes: para 4 personas
400 gr. de champiñones.
2 dientes de ajo
media cebolla
una cucharada de aceite de oliva y otra de mantequilla.
una copa de vino blanco seco.
una pizca de perejil picado
1 litro de caldo de verduras.
2 tazas de arroz
queso parmesano rallado 
una cucharada sopera de mantequilla.
Modo de hacerlo:
Se pone una cazuela al fuego y se echa el aceite y la mantequilla, añadimos los dos dientes de ajo picado y doramos unos minutos,le agregamos la media cebolla picada y dejamos hacer a fuego lento hasta que esté transparente, le incorporamos los champiñones laminados, rehogamos un poco y vertemos el vino, espolvoreamos el perejil picado. Dejamos evaporar un poco el vino y  entonces agregamos el arroz moviendo todo para impregnarlo, tenemos junto a la cazuela el caldo bien caliente y le vamos añadiendo el caldo poco a poco con un cucharón y lo vamos removiendo, casi siempre necesita un poco más de un litro de caldo, dependiendo del arroz que usemos. Debe quedar un arroz cremoso, se tapa y se deja cocer removiendo de vez en cuando y vigilando el caldo. Unos 25 minutos aproximadamente, cuando probamos el arroz y vemos que esta tierno se le incorpora el queso parmesano y la cucharada de mantequilla y lo revolvemos todo, al servirlo en el plato espolvoreamos otro poco de queso parmesano por encima.

Resulta fácil una vez que se le coge el punto y está delicioso.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada